GALVANIZADO POR INMERCIÓN EN CALIENTE + PINTURA

El galvanizado por inmersión en caliente, en determinadas aplicaciones, posee amplias ventajas frente a los recubrimientos con pintura:

  • • La relación costo beneficio.
  • • Al ser por inmersión, queda totalmente protegido no sólo el exterior sino también el interior de cada pieza.
  • • Se realiza en una sola inmersión y no requiere de espera de secado entre manos.
  • • Las condiciones climáticas no son obstáculo para realizar el proceso.
  • • La aprobación del recubrimiento se limita a una única inspección.
  • • Mayor resistencia de capa.
  • • No requiere de mantenimiento alguno.

Actualmente, en algunos casos se utiliza la combinación de ambos sistemas: galvanizado por inmersión en caliente más pintura, lo que se conoce como sistema dúplex.

Si bien la vida útil de los hierros o aceros galvanizados por inmersión en caliente es prolongada, aplicando pintura se logra aumentar ampliamente la misma.

Los sistemas dúplex, generalmente, son de aplicación en: industrias químicas, infraestructura vial, estructuras que, por cuestiones estéticas, de señalización y/o identificación, además de galvanizadas deben ser pintadas, torres o estructuras de energía y comunicación, y estructuras que por la legislación del lugar donde se instalarán deban ser camufladas.